Oración de meditación para tener completa paz




Relaje su mente y cuerpo con esta poderosa oración diaria de meditación y atención plena. Con esta oración, te librarás de todo tu estrés. Si se necesita meditar en la palabra de Dios, lo primero que teneos que tomar en cuenta es que esto sirve para enriquecer nuestro ser y poder aplicar todo lo que hemos aprendido en la vida para así, poder tener la paz que siempre hemos querido tener.

La meditación es la manera en la que podemos aliviar la depresión, la ansiedad, el estrés. Así como cualquier condición de salud que podamos estar experimentando. Si quieres, puedes incluir esta oración que te presentamos en tu meditación de todos los días. Con la intención principal de mejorar su experiencia. Tenga en cuenta que, para lograr una meditación profunda. No es necesario tener un espacio privado. Sin embargo, en cualquier lugar se puede hacer esto. Siempre que transmita comodidad y esté lejos de cualquier interrupción.

Podemos conseguir muchas maneras de meditación y la espiritualidad es una de ellas. En la oración, que nos ayuda a tener una mejor paz interior. Una de las formas más eficaces de meditar es hacerlo en la palabra de Dios. A diferencia de otras categorías de meditación. Esto implica concentrarse y pensar en el gran poder que tiene Jesucristo.

Oración de meditación y reflexión

Padre, en este día de hoy, vengo ante ti para traerte una petición. Te pido que me permitas tener la tranquilidad que hoy necesito y cuando medito tengo una mente más clara para   que necesito, a meditar en lo que me está pasando y a tomar las mejores decisiones.

Por medio de esta oración te entrego mis cargas, mis preocupaciones y todos los pensamientos que roban mi paz y tranquilidad. Abro mi corazón completamente a ti, para que veas lo que hay dentro de mi; Te pido que elimines de mi mente todo lo que me causa tensión, duda y dolor.

Te pido que en todo momento des guía a mis pensamientos y por favor, llena mi corazón más con amor y paciencia. Quero poder ser humilde como tu lo has sido Señor, Cambia mi situación práctica actual en sabiduría y paciencia. Solamente tu eres quien controlas todo y sé que tienes un plan para hacer que mi vida se desarrolle, como lo que será mejor para mi familia y para mí.

Haz mi Dios, Santo Padre, hoy me siento protegido, mantenme en tu amor, quita de mi vida el motivo de esta tristeza y confusión.

¡Amén!