Oración para que él sueñe conmigo en todo momento

Cuando estás enamorado, el mundo parece estar hecho de rosas y colores brillantes. Pero, así como no puedes dejar de pensar en él, también esperas que él siga pensando en ti, incluidos sus sueños, así que aquí es donde la oración para que sueñe conmigo todas las noches es fundamental.

La etapa del enamoramiento es una de las más hermosas de la relación. Es el momento en el que dos almas se unen profundamente y comienza el proceso de creación de un amor real, profundo y duradero, que destacará a lo largo de la relación.

Si estás enamorado, sabrás que es casi imposible sacarte de la cabeza a este hombre especial. Piensas en él día y noche; imaginas tu presente y tu futuro con él, imaginas el matrimonio y lo hermosos que serán tus hijos.

¿Qué tal intentar esta oración para que sueñe contigo todas las noches? Una pequeña ayuda para consolidar el amor verdadero no es superflua.

Oración para que él sueñe conmigo esta noche

¡Querido Padre Celestial! Me dirijo a ustedes en este momento, ahora, porque la alegría y el amor se han apoderado de mi corazón.

¡Me enseñaste que el amor verdadero es posible! Y por esta verdad, que pido en esta ocasión trascendental, en esta oración, esperando que me ayude a consolidarla.

Estoy completamente enamorado de un hombre (nombre). Es amable, honesto, carismático, alegre y muy animado. Pero lo que más amo de él es que me ama tanto como yo a él.

Te pido, que en todo momento mantengas firme nuestro vínculo de amor y no permitas que fuerzas externas malignas invadan esta relación que has creado.

No dejes de pensar en mi día y mi noche, antes de irme a dormir, que me llame, en tu sueño crea en mí, cuando despiertes piensa en mí.

Que su mente se llene de mi presencia, que esté loco, desesperado, que tenga ganas de buscarme y quererme en su compañía.

Deja que el amor inunde tu corazón y tu alma. Abre tus ojos al sentimiento de la verdad, hazle ver que tiene ante él a una mujer ejemplar que solo quiere su bienestar y progreso, y hazle orar, orar y agradecer al Señor de inmediato.

Que, cuando se duerma profundamente, deje que mi imagen aparezca ante sus ojos. Que pueda ver el futuro tan agradable que tenemos juntos. Te prometo Padre que siempre haré todo lo que esté a mi alcance para amarte incondicionalmente, como tú me amas a mí.

¡Amén!