Oración a San Alfredo de Hildeseheim




San Alfredo de Hildeseheim fue un obispo alemán del siglo IX; que desde muy joven sintió el llamado por seguir una vida religiosa y se convirtió en benedictino.





Era un ejemplo de santidad y con su predicación luchaba por convencer a los demás de alejarse los vicios que caracterizaban su tiempo; Se dedicó a fundar iglesias, monasterios y abadías, pero también se enfocaba en ser un excelente director espiritual para su pueblo y formar a sus sacerdotes en una vida apostólica santa.

Otra de sus grandes obras fue el haber logrado consolidar la paz entre las distintas facciones carolingias; que estaban enfrentándose en ese momento y que querían controlar el imperio. Por esta razón, se ganó la fama de pacificador, y podemos pedirle con total confianza que nos permita ser como él y que nos ayude a tener su fortaleza espiritual.




Oración por paz a San Alfredo de Hildeseheim

San Alfredo de Hildeseheim

Oh amado San Alfredo, venimos a ti para pedirte que intercedas por nosotros; que nos ayudes a lograr la paz con los que nos rodean.

Por tu espíritu de pacificador te pedimos, amado San Alfredo, que nos permitas vivir en paz como familia, que tu amor y tu presencia llenen nuestro hogar.

Ayúdanos también a estar en paz con nuestros vecinos, con nuestros amigos; y con nuestra comunidad amado Santo. De manera que con nuestra vida podamos ser un reflejo de la paz de Dios que ha sido depositada en nuestros corazones.




Te pedimos que nos instruyas y nos guíes a ser pacificadores como tú San Alfredo; que podamos ser un ejemplo de paciencia y amor para los que nos observan. Ayúdanos a ser pacificadores, y a que nuestra lengua hable solo palabras de paz.

Gracias te damos San Alfredo porque intercedes por nosotros delante de Nuestro Dios, y porque recibiremos de ti los favores que necesitamos.

Oración a San Alfredo por dirección espiritual

Oh amado San Alfredo, tú que cuando estuviste aquí en la tierra fuiste un excelente guía para los sacerdotes; te pedimos que nos ilumines con tu luz, para que podamos llegar al conocimiento pleno de toda verdad.




Ayúdanos a aplicar las instrucciones de La Palabra de Dios para que podamos vivir en rectitud; Te imploramos tener la misma devoción que tuviste, mientras eras el guía espiritual para todos los que te conocieron.

San Alfredo, ruega por nosotros para que podamos ser fieles ejemplos de rectitud; de santidad y que podamos vencer los vicios y pecados que nos atan a este mundo.

Que Nuestro Dios nos ayude a ser buenos hijos; y que seamos responsables con nuestra búsqueda espiritual.




Amado San Alfredo, así como tu sentiste el llamado a la vida religiosa; te pedimos que nos ayudes a estar atentos a la voz de Dios; para que podamos recibir sus enseñanzas.

Enséñanos a vivir en piedad, a ser humildes y a aprender cada día más acerca de las verdades de la fe. Oh, San Alfredo, apiádate de nosotros que somos débiles, y ayúdanos a mantenernos fuertes en la disciplina religiosa.

loading...