Oración de la semana para recibir la bendición de Dios




Frente a este mundo en el que vivimos, no es de extrañar que se despierte por la mañana. Temiendo por el destino de sus seres queridos con la nueva semana. A veces, por las mañanas, puedes sentirte tan preocupado y angustiado. Que puede ser una verdadera tortura ver a tu esposo, esposa, hijos, hermanos salir a la calle. Busque la fuerza y ​​la protección en la oración para comenzar la semana.

Muchas veces tienes que pasar el día con la incertidumbre de no saber qué pasará con su seguridad. Todo lo que tienes que hacer es esperar en casa a que lleguen. O enviar un mensaje en vatios todo el día. Ante esta angustia, existe la oración para tener una semana maravillosa. Que puedas hacer todos los días mientras te levantas. Para pedirle al Padre Creador.

Se le orar por una semana bendita para que todo vaya bien. Y para regresar a sus seres queridos a usted con seguridad en la cara de todos los peligros que pueden enfrentar.

Oración para comenzar la semana

Querido padre, sé que normalmente no te pido mucho. Sin embargo, hay mucha angustia en mi corazón. En estos momentos llenos de noticias de enfermedad y violencia. Percances cotidianos, asaltos, accidentes, disturbios y tristezas.

Jesús, hijo de Dios, he tratado de levantarme con alegría y con rostro alegre a mis familiares, pero estoy aterrorizado y angustiado, y no sé por dónde empezar. Pido tener voluntad, dar fuerza en mi cuerpo, tener buena salud y vigor, iniciar con valentía mi rutina diaria, y atreverme por mis caminos de hogar, trabajo y religiosidad.

Me dirijo a ti porque sé que eres el único al que puedo acudir para calmar todo ese miedo, para darme discernimiento y amor, y así tener una buena semana con paz, luz y éxito ¡Señor Jesús! Por esta razón te pido que traigas felicidad y tranquilidad a mi vida en esta semana. Busco que me des de tu victoria para que todo me salga bien.

Mi Señor y Redentor, mis ángeles de la guarda, que conocen todos los esfuerzos que hago en la vida para que se haga lo mejor para todos, te pido que siempre tus bendiciones y tu espíritu de victoria me acompañen en todo momento. Nada más te pido que aquellos que son mis amigos que conozco tengan el mismo destino y pensamientos agradables y que sus familias tengan la misma alegría de estar juntos que nosotros.

Gracias por todo lo que me has dado en todos mis días.

¡Amén!