Oración a la Santa Muerte por dinero




La oración a la Santa Muerte por dinero es realmente poderosa y es por eso que muchas personas continúan uniéndose a la línea de los creyentes y que son muchos los milagros que este Santo ha concedido. Pedir dinero es algo común, lo que quizás no sea muy conocido es esta oración por esta petición en particular, aunque se le puede hacer cualquier petición.

Todo aquel que eleve una oración debe hacerlo con fe de corazón, independientemente de la deidad a la que se le haga la petición, ya que este es prácticamente el único requisito.

Oración a la Santa Muerte por dinero

Bendita Muerte, fiel amiga y compañera de camino en quien confiamos en todos los momentos de nuestra dura y difícil existencia, y a quien todos tendremos la alegría de verte en el último día de nuestra vida.

Tú que conoces los secretos de la fortuna, deja que la rueda gire naturalmente hacia donde apunta la justa causa. Te pido que en todo momento cumplas me cumplas lo que te he pedido, buena fortuna, abundancia y prosperidad.

Tu altar será testigo de la correspondencia que tendré para ti, poseedor de los grandes secretos de la suerte y la fortuna. Remueve con tu aliento a la poderosa Señora y las amenazas y peligros que se ciernen sobre mí, destierra la desgracia para que el resplandor que confiere tu luz, llegue a quienes lo necesitan.

Bríndeme buena suerte, en fortunas y negocios, que la fortuna llegue a mi puerta, y que la abundancia y la prosperidad reinen en mi casa. Te agradeceré con ofrendas y siempre tendrás mi fidelidad. Siempre te daré las gracias mi fiel amiga y compañera mi Niña Blanca, Mi santa muerte adorada.

Que así sea. En todo momento te adoramos y entregamos nuestras plegarias, preciosa santa muerte.

Amén

Esta es una oración en la que podemos confiar. Y con la que podemos alcanzar las metas financieras que nos hemos propuesto.

Oración a la Santa Muerte por dinero

Esta Santa puede ayudar a todos los que se acercan a ella creyendo que lo que pide es posible. Por imposible que sea ver lo que se pide. Lo importante es ser conscientes de que lo que se está haciendo es una acción llena de fe. Y puramente espiritual porque la oración es un arma poderosa y como tal debe usarse con mucho respeto e inteligencia.