Oración para ir contra el orgullo de las personas




¿Estás cansado de tener que lidiar continuamente con esa persona debido a su orgullo? Si es así, termine con esta oración contra el orgullo de un hombre. Todos conocemos personas muy orgullosas en la vida, por lo que a menudo es un poco desafiante tratar con ellas, es más cómodo con una oración para romper el orgullo.

Si esto es lo que le está pasando a alguien que conoces y quieres que deje de comportarse de esa manera, debes saber que tienes el apoyo de Nuestro Señor en este momento difícil. Si deseas que esa persona amada no siga siendo arrogante, puedes recurrir a las oraciones que desarraigan el orgullo y pongan fin a la arrogancia que te traigo en este día.

Después de pasar un tiempo orando para quitar el orgullo, puedo asegurarles que nadie se resistirá a sus encantos ni volverá a tratar con ustedes con ese orgullo masivo que tanto nos molesta.

Oración para romper el orgullo del ser querido

Hoy, mi Dios amado, te pido de todo corazón que me ayudes a superar el orgullo. De ese ser que tanto amo. Para que detrás de todos esos comportamientos tontos. Y prejuicios que nos impiden estar juntos y ser felices como he soñado desde que te conocí, se puedan mejorar y madurar.

Él es una persona hermosa, y no he podido conocer a un ser más encantador que él. Pero no sé qué hacer para que rompa su orgullo. Y exprese sus sentimientos y emociones. Como lo hago para que también nos llevemos bien, con ligereza. Complicidad y amor, como y como quisiera.

No quiero cambiarlo o convertirlo en alguien diferente de lo que es ahora, porque así es como me enamoré de él. Pero necesito que deje atrás todo ese orgullo, y eso solo nos está haciendo infelices y que no podamos vivir así, la vida plena como los dos habíamos soñado, desde ese primer momento en que nuestras miradas se cruzaron. ¡Rompe este sentimiento ahora!

¡Amén!

¿Cómo rompe Dios el orgullo?

Estas oraciones son beneficiosas. Y hacen que la persona más orgullosa del mundo termine siendo mansa como un cordero ante ti. Pero debes saber que no todo es obra de Dios, y también debes poner de tu parte. Para que todos los problemas te hayan sido resueltos de la mejor manera.