Oración de ruego a San Cipriano de Antioquia(Rogar y conceder)




Tal vez no hayas escuchado hablar de San Cipriano, ya que la iglesia católica lo ha retirado del calendario oficial santoral, la razón es que San Cipriano no siempre fue cristiano, pero es un Santo que escucha cualquier tipo de peticiones y que conocerlo cambiará tu vida.

Antes de la poderosa oración, te contaremos brevemente la historia de San Cipriano, es importante que leas lo siguiente  para que conozcas un poco de su vida y tengas la seguridad de confiarle tus peticiones y convertirte en su seguidor o seguidora.

Vida de San Cipriano

Para evitar confusiones tienes que saber que es San Cipriano de Antioquía, es uno de los santos más antiguos, él vivió en el siglo III, cuando los cristianos eran perseguidos.

San Cipriano de Antioquia

Cuando era niño y durante su Juventud era practicante de hechizos y brujería, incluso llegó a practicar magia oscura, por lo que estaba muy apartado del camino de Dios.

De hecho él no creía en un solo Dios, sino que veneraba a otros dioses romanos e incluso hacía sacrificios de animales y humanos, pero todo cambió cuando conoció Justina, cuando él tenía 30 años.

Todo comenzó porque un joven fue a buscar la ayuda de San Cipriano para que le concediera el amor de Justina por medio de sus poderosos hechizos, San Cipriano había aceptado pero al conocer a Justina quedó asombrado por su belleza y decidió que mejor él la conquistaría.

San Cipriano intentó varias cosas y hechizos para enamorar a Justina, pero nada funcionaba, hasta que obtuvo una revelación y descubrió que la razón era que Justina era creyente de un solo Dios, nuestro creador, gracias a su cristianismo y a su fe,  ningún tipo de brujería podía hacer efecto en ella.

Con esa revelación San Cipriano decidió dejar atrás la brujería y convertirse a la religión católica, aceptando a Dios como el único creador y comenzando una nueva vida, después de esto Justina lo acogió con amor.

Desde entonces San Cipriano se dedicó a predicar el cristianismo, incluso llegó a ser sacerdote y obispo de Antioquía.

El buen San Cipriano y la bondadosa Justina sufrieron una muerte tormentosa, ya que al predicar el cristianismo desató el enojo del emperador llamado Diocleciano creyente de Apolo y otros Dioses, así que los capturó y como no logró que renunciaran a su fe, los azotó y luego los desolló.

Ahora que ya conoces la Historia de San Cipriano ten la confianza de pedirle, porque él comprenderá tus súplicas y los males que te atormentan, ya que fue un ser humano que cometió errores y que ahora está dispuesto a ayudarte y a llevarte por el sendero de luz.

Variedad de peticiones que podemos hacer a San Cipriano

  • Pedirle estabilidad económica
  • Pedir por tu salud o la de algún ser querido
  • Pedir encontrar al amor de tu vida
  • Pedir por tu matrimonio o por tu familia
  • Pedir por alguna meta o sueño en específico
  • Por la paz de tu corazón o de tu alma

San Cipriano escucha todo tipo de súplicas siempre y cuando no sean para afectar a alguien, ya que así no funcionan este tipo de oraciones.

Preparación antes de decir la oración

Lo que viene a continuación es muy sencillo pero da resultados.

  • Necesitas una vela color púrpura, no importa el tamaño, después debes escribir la oración de abajo con tu súplica especial en el espacio correspondiente.
  • Tu súplica especial debe salir desde tu corazón sin faltar al respeto, no pidiendo cosas de más o que no necesitas.
  • Ya que tengas la oración en el papel, busca un momento de tranquilidad en tu día y recita en voz baja la oración de abajo.

Oración especial a San Cipriano

San Cipriano de Antioquia

Buen San Cipriano, tú que elegiste el camino del bien, guía mi camino hacia la luz y la verdad, no permitas que el mal se apodere de mi corazón ni de mi alma, ayúdame a hacer el bien, para llegar al cielo. 

Te pido que me escuches con atención para que nada me falte, hoy en especial quiero pedirte (escribe tu petición desde tu corazón, con humildad y esperanza)

Escucha atentamente estas humildes palabras y ayúdame para que mi petición se cumpla, llena mi vida de cosas buenas y así como tú conociste el amor en Justina, haz que el amor no me falte y que me acompañe en la vida. 

Cuida de mí y de mis seres queridos todos los días para que ningún mal pueda acercarse, llena mi vida de luz y que nada me falte, abre las puertas para que llegue la estabilidad, la abundancia, la paz y la salud. Confío en tu bondad y en que me ayudarás.

Amén 

Después de la oración 

Después de la oración puedes apagar la vela y guardarla junto con la oración y tu súplica especial en un lugar seguro o también puedes ponerla junto a tu cama.

  • Puedes hacer la oración 7 días seguidos y después dejar de hacerla.
  • Puedes ir cambiando la súplica conforme a tus necesidades con esta misma oración.
  • Otra cosa muy importante es que  aún con esta gran ayuda de San Cipriano, no debes de alejarte de Dios, ya que él es nuestro padre y nuestro creador y San Cipriano fue fiel hasta la muerte hacia nuestro único Dios.

Así que sigue el ejemplo y muestra fe y devoción  a nuestro Señor, evita hacer el mal y no te alejes del buen camino.

¡Regálanos tu calificación!