Oración a San Agustín Caloca Cortés




San Agustín Caloca Cortés: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Alabado sea el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Como era desde tiempos inmemoriales, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.





La oración a San Agustín Caloca Cortés

Padre nuestro que estás en los cielos. Santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra, como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Y perdónanos nuestros pecados, como perdonamos a los que nos ofenden. Y no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal. Amén.

Saludos angelicales
Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor está contigo, bendita eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en el momento de nuestra muerte. Amén.




Credo Apostólico

Creo en Dios Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que nació del Espíritu Santo, nació de la Virgen María, torturado por Poncio Pilato, crucificado, murió y fue enterrado; descendió al exilio, se levantó al tercer día, ascendió al cielo, se sienta a la diestra de Dios Padre Todopoderoso, de allí vendrá en gloria para juzgar a los vivos y a los muertos.

La fe en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la unidad de los santos, la remisión de los pecados, la resurrección del cuerpo, la vida eterna. Amén.

Ángel del señor a través de Agustín Caloca Cortés

Oración a San Agustín Caloca Cortes

Tres veces durante el día, por la mañana, al mediodía y por la tarde, las campanas generalmente suenan en las iglesias, instando a los fieles a glorificar a Dios en el misterio de la Encarnación, para honrar a la Santísima Virgen María con las palabras de esta oración, que se lee de pie.




Oramos:
Dios Todopoderoso y Gracias San Agustín Caloca Cortés, te pedimos que derrames en nuestros corazones tu gracia, para que podamos, a través de la proclamación angelical, encarnar la encarnación de Cristo, tu Hijo, a través de su pasión y la cruz, y nuestro mediador con Jesus nuestro santo Agustín, a través de la intercesión de la Bienaventurada Virgen María, para la gloria de la resurrección. A través de nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, Dios, a través de todas las edades de la eternidad.

Cuando el Ángel del Señor se sacrifica por los muertos, se agrega:
Deles descanso eterno, Señor, y deje que la luz eterna brille sobre ellos. Que descansen en paz eterna. Amén.

En la Pascua, en lugar de la oración del Ángelus, se recita la oración de la Reina del Cielo.
Reina del cielo, alégrate, aleluya,
para Aquel a quien mereces llevar,
aleluya, ha
resucitado de entre los muertos, como él dijo,
aleluya.
Ruega por nosotros Dios, aleluya.




Alégrate y alégrate, Virgen María,
aleluya,
porque nuestro Señor ha resucitado, aleluya.

Oramos:
Dios, quien a través de la resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, para hacer feliz al mundo, tuvo gracia, concede, pedimos que a través de Su Madre, la Virgen María, podamos alcanzar el gozo de la vida eterna. Por el mismo Cristo, nuestro Señor. Amén.

[/su_note]

loading...