Letanías del Rosario de la Santísima Virgen María




Las letanías del rosario, eran conocidas como ruegos o súplicas que se les hacían a los santos para que nos ayudaran en una petición especial. En esta oportunidad, queremos hacer la letanía del rosario a la virgen maría para que nos bendiga y nos proteja en todo momento. Muchas veces pasamos por momentos de gran dificultad y no sabemos qué debemos hacer, así que nada mejor que doblar nuestras rodillas y hacer ruegos a nuestra santa virgen maría.

Oración poderosa del rosario a la virgen maría

Señor ten piedad de nosotros. En esta mañana clamamos a ti y a la santísima virgen María para que por medio de este rosario ella pueda bendecir nuestras vidas. Cristo, ten piedad. Te pedimos que nos escuches y que nos permitas estar cerca de ti. Hay circunstancias difíciles que nos apartan del camino y te pedimos que nos ayude a salir de todo esto.

Preciosa María ruega por nosotros ante el Padre celestial para que su poder e infinito amor puedan venir a socorrernos. Tú lloraste y sufriste por la muerte de tu hijo y solo tú puedes ayudarnos a esta siempre de pie en medio de cualquier circunstancia difícil.

En este día tomamos nuestro rosario y clamamos a ti bendita madre ara que tu bondadoso amor nos cubra y tu majestuoso poder nos proteja. Estoy pasando por difíciles momentos y te necesito en mi vida. Ven por favor bendita madre de Dios. Ven y socórreme, ayúdame a sentirme con más fuerzas para seguir luchando. Envía a tu poderoso hijo Jesús a que me ayude en mis momentos de angustia. Él paso por una fuerte aflicción y salió victorioso de esto.

Por eso tomo mi rosario y empiezo a clamar con fuerza y poder para que tu vengas y me ayudes. Te lo pido poderosa madre, ven y ayúdame. Bendita madre de Dios, socórreme y protégeme. Se mi madre infinita y mi eterna ayudadora. Te amo bendita madre María, madre de Dios y madre nuestra.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios. Para poder alcanzar plenamente tus promesas y7 seamos verdaderamente libres. Te suplicamos, oh Señor Dios, para que nosotros, sus siervos, disfrutemos de una salud mental y corporal perpetua; y por la intercesión de la Bienaventurada María, siempre Virgen, ser liberados del dolor presente y obtener la alegría eterna. Por Cristo nuestro Señor.

Amén.

Como hacer efectivamente una letanía a la virgen

Lo primero que debemos hacer para poder hacer una letanía al santo rosario, es conseguir un lugar tranquilo en el cual podamos doblar nuestras rodillas y sumergirnos delante de Dios. De esa manera tendremos una oración mucho más liviana y con mayor efectividad en el mundo espiritual. Puedes acompañar esta letanía del rosario con unas velas para ambientar el lugar y traer mayor espiritualidad.