Oración milagrosa por nuestros hijos

Los hijos son sumamente importantes ara nuestras vidas. Son ese regalo hermoso que Dios nos ha dado. Por eso es muy importante hacer una oración milagrosa por sus vidas y por todo lo que los rodea. Cuando están pequeños podemos estar con ellos, a donde quiera que vayan, pero cuando empiezan a crecer dejamos de verlos tan seguido como lo vemos antes. Y ahí es donde nuestras oraciones hacia ellos cobran poder.

Esa oración milagrosa que hacemos a su favor, los protege de cualquier mal, los cuida y los ayuda a que nada malo les pase. De esta manera podremos tener la seguridad de que ellos siempre llegaran sanos y salvos a nuestros hogares. Por eso, dobla tus rodillas delante de Dios a favor de ellos.

Oración poderosa a favor de nuestros hijos

Señor mi Dios, otro día está por delante, y una vez más, quiero liberar a mis hijos a quienes amo tanto increíblemente, directamente a su tierno cuidado. Porque en tu presencia siempre estarán protegidos. Gracias de antemano por todo lo que tienen reservado, para este día, para esta temporada y para toda su vida.

Te  pido tu sabiduría y dirección durante su día, que les dé un entendimiento más allá de lo que sus años dicen que deberían saber. Le pido que vuelva a recordarles a mis hijos cuánto los ama. Te pido señor que me ayudes a que ellos encuentren  seguridad y confianza plenamente en ti, sabiendo que eres digno de confianza y verdadero.

Te pido tu paz para cubrirlos. Pido risas y alegría para llenar su día. Ayúdales a tener valentía y seguridad para enfrentar los desafíos que se les presentan. Con la confianza y la tranquilidad que solo puede venir de tu Espíritu Santo.

Enséñales en tu amor a ver tus caminos, ayúdales a ser respetuosos con los demás. Obedientes a tus caminos y tengan el deseo de aprender tu palabra. Enséñales a tener un corazón compasivo y la voluntad de mirar más allá de la apariencia externa de otro al corazón más profundo.

Oro para que traigas el mal a la luz. Que traigas restauración y perdón cuando se equivoquen y pierdan el rumbo. No dejes que llegue a ellos los sentimientos de vergüenza o condena. Pero en cambio, cúbrelos con tu gracia y esperanza. Te doy gracias por siempre, en el nombre de Jesús. Amén

Importancia de orar por nuestros hijos

Cuando hacemos una oración milagrosa por nuestros hijos, Dios mismo envía ángeles que los acompañan. Y que los cuidan. No estamos seguros de lo que hay en la calle, solo sabemos que nuestra fe los puede cubrir. Así que nunca debemos bajar la guardia y no debemos dejar de orar por ellos. Dios enviará su manto protector y los cuidará de todo mal que el enemigo quiera fraguar en su contra.